Psicopedagoga Marta Figueroa Arriagada

Comprensión lectora

Lo que funciona

Pensamos que la comprensión lectora es un aprendizaje básico y eso puede ser engañoso. Es cierto que la lectura es una herramienta importantísima para el aprendizaje, la información, la comunicación e incluso para el entretenimiento. Pero aquí “básico” no es sinónimo de “fácil”. La lectura es una actividad complejísima en la que se coordinan una gran cantidad de conocimientos y procesos. Su mejora requiere un trabajo extenso, cuidadoso y planificado. Por mucho que nos empeñemos en no verlo, las acciones puntuales y las soluciones fáciles, o los enfoques revolucionarios no han sido eficaces para conseguir mejoras.

Un punto de partida para tratar la competencia lectora de una manera adecuada es tener claro qué actuaciones han mostrado ser eficaces. Precisamente, este curso se centra en varias de las propuestas que la investigación ha mostrado que pueden ser útiles para mejorar la comprensión lectora, especialmente aquellas que van más allá de la mecánica de la lectura (decodificación). Aunque esto pueda parecer alejado de lo que sucede en las aulas, nos puede ayudar a responder a preguntas muy prácticas y reales, por ejemplo:

  • ¿Qué estrategias de comprensión hay que enseñar?
  • ¿Cuáles son más adecuadas para cada edad?
  • ¿Cómo se enseñan las estrategias de comprensión?
  • ¿Cómo se trabaja la comprensión inferencial?
  • ¿Es útil motivar para la lectura? 

OBJETIVOS

  • Aproximarse a la complejidad de la comprensión lectora y reconocer sus componentes básicos, especialmente aquellos que pueden ser mejorados mediante una intervención educativa.
  • Conocer las actuaciones que han mostrado de forma empírica producir mejoras en la comprensión lectora.
  • Comprender la necesidad de un trabajo equilibrado y articulado que tenga en cuenta los distintos componentes de la comprensión lectora, considerando que todos son necesarios y ninguno es suficiente.

CONTENIDOS

  • Concepto de comprensión lectora.
  • Componentes de la comprensión lectora.
  • La mecánica lectora: precisión y fluidez en la lectura.
  • Los conocimientos, el vocabulario y la actividad inferencial.
  • El agujero negro de la comprensión: la morfosintaxis.
  • Las herramientas (estrategias) de comprensión.
  • Habilidades avanzadas: la fiabilidad del texto y la comprensión de textos múltiples.
  • Los aspectos afectivos: la motivación.

Agregar un comentario